Las aguas residuales, cada vez más importantes contra la pandemia

Resumimos las principales noticias publicadas durante los últimos días por los medios de comunicación en el ámbito de las alcantarillas, las cañerías, los atrancos, los atascos y las redes de alcantarillado…

Las aguas residuales se adelantan 10 días a la Covid-19

Hace ya mucho tiempo que sabemos que el análisis de las aguas residuales de los núcleos poblacionales se ha convertido en una herramienta fundamental para predecir el comportamiento de la pandemia. También, que la mayoría de ciudades españolas llevan meses rastreando sus redes de saneamiento y alcantarillado con el objetivo de adelantarse a los rebrotes.

Ahora, gracias al proyecto DIMCoVAR también sabemos que un aumento en los niveles de Covid-19 puede detectarse en las estaciones depuradoras de aguas residuales entre 7 y 10 días antes de que empiecen a proliferar los nuevos infectados. El estudio, responsabilidad del CSIC y la Universidad de Vigo, también revela la posibilidad de determinar a través de las aguas residuales qué variante del coronavirus circula por cada municipio, lo que supone un nuevo hito en la lucha contra la pandemia.

Petrodólares saudíes para el saneamiento de aguas residuales

Durante los últimos años han sido habituales las millonarias inversiones de Arabia Saudí en todo tipo de infraestructuras (tren de alta velocidad, autopistas, etc.). El próximo objetivo parece ser el tratamiento de aguas residuales, cuya situación todavía es muy precaria en el reino wahabita pese al crecimiento demográfico que ha experimentado en la última década.

Para compensar el déficit existente en materia de saneamiento y depuración, el país está construyendo siete nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales. El objetivo de cara a 2030 es depurar un 90% de las aguas fecales generadas, un reto de enorme envergadura si se tiene en cuenta que esa cifra actualmente se sitúa en el 30% y que hace apenas cuatro años era del 17%.

Aguas residuales en el Jardín del Edén

El denominado Jardín del Edén, un paraíso natural en las marismas de Mesopotamia que ha sido calificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está transformándose en un jardín de aguas residuales. El problema radica en la carencia de instalaciones de saneamiento de aguas residuales en Irak, lo que ha provocado que estas marismas se estén tiñendo de un color cada vez más oscuro.

Los vertidos llegan a través de unas gigantescas tuberías conectadas a las alcantarillas iraquíes, transportando residuos y metales pesados que suponen una seria amenaza para la fauna y la flora de la zona. También constituyen un serio peligro para el ser humano, ya que el lugar es utilizado para la cría de búfalos, cuya leche se emplea para producir alimentos.

 

*Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.