El alcantarillado es clave para la salud humana

Las alcantarillas pueden ser la solución para curar algunas enfermedades de fácil transmisión, pero también son el lugar por el que circulan otras…

Buscan la cura a distintas enfermedades en las alcantarillas

Los científicos del Instituto de Investigación Médica de Kenia están buscando en las alcantarillas y otros lugares especialmente sucios y contaminados la cura a enfermedades muy graves. En concreto, acuden a zonas repletas de gérmenes como plantas de tratamiento de aguas residuales, ríos contaminados y canalizaciones de aguas fecales.

El objetivo de estos investigadores es encontrar las armas con las que tratar algunas de las superbacterias más mortíferas que existen en la actualidad. Y entre esas poderosas armas biológicas encontramos desde fagos o bacteriófagos hasta virus capaces de infectar y matar a otras bacterias sin producir daño alguno en los seres humanos. La razón es sencilla: muchas de las bacterias que provocan enfermedades se han hecho resistentes a los antibióticos, así que toca encontrar alternativas en la propia naturaleza.

La meningitis circula por las alcantarillas de Valencia

Un grupo de investigadores acaba de descubrir por primera vez en Europa una colonia de ratas de alcantarillas portadoras del parásito que suele provocar la meningitis eosinofílica. El hallazgo, curiosamente, ha tenido lugar en el sistema de alcantarillado de la ciudad de Valencia y en él han participado varios investigadores de la Universidad de Granada.

El parásito detectado en las ratas valencianas (concretamente, en sus arterias pulmonares) es el gusano Angiostrongylus cantonensis, capaz de transmitir la meningitis también a los seres humanos. Cabe recordar que este tipo de meningitis, la eosinofílica, provoca una inflamación de la membrana que cubre el cerebro, pudiendo derivar en lesiones cerebrales y trastornos visuales, entre otros problemas de salud.

Aguas residuales para regar los olivares malagueños

La cooperativa agrícola Dcoop ha puesto en marcha una interesante iniciativa denominada Futuraqua, que tiene como principal objetivo aprovechar las aguas residuales depuradas para regar los olivares de secano de la zona norte de Málaga. El objetivo del proyecto es hacer frente a la sequía que afecta a esta parte del territorio de Andalucía y fomentar, de paso, la economía circular.

En concreto, Futuraqua aprovechará la producción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Guadalhorce para regar una superficie de entre 20.000 y 30.000 hectáreas. De este modo, se destinará un volumen anual de 46 hectómetros cúbicos de agua regenerada al riego de explotaciones en el término municipal de Antequera, como ya se hace con los 20 hectómetros cúbicos generados por dicha depuradora que se utilizan para una central de ciclo combinado y el riego de campos de golf y zonas verdes.

 

*Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

twitter

linkedin

youtube

vimeo

flickr

pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.