Tragedias subterráneas

En los últimos días se han producido un par de trágicas noticias en el ámbito del alcantarillado, el saneamiento de aguas residuales y las galerías subterráneas de las que nos gustaría hacernos eco…

· Vivir sin alcantarillado en pleno siglo XXI: Aunque a veces cuesta creerlo, en muchas ocasiones os hemos hablado ya de que una parte muy importante de la población mundial todavía subsiste sin canalizaciones subterráneas de aguas residuales y, mucho menos, sin los modernos sistemas de depuración y saneamiento que hoy tenemos. Y un buen ejemplo de ello, como explican en este reportaje, es la región de El Chocó, en Colombia, donde la mitad de la población carece de acceso a alcantarillado.

Una de las ciudades más importantes de esta zona es Quibdó, donde las alcantarillas solo existen para el 15% de sus 126.000 habitantes. El resto vierte sus aguas residuales en los arroyos, con los problemas de insalubridad y malos olores que ello conlleva. Un plan del gobierno prevé aumentar en cuatro años esa cobertura del alcantarillado hasta el 51% de la población. A partir de entonces las aguas residuales de Quibdó irán a parar al río Atrato, donde llegarán sin ser tratadas previamente, pues para eso habrá que esperar al menos una década.

aguas-subterraneas-colombia
CHOColombia

· Un vecino de Leganés fallece en las alcantarillas: Ocurrió el pasado fin de semana y todavía no se sabe con exactitud qué pudo ocurrir (la autopsia lo desvelará dentro de un mes). Lo que sí sabemos, por este artículo, es que el fallecido vivía en Leganés (Madrid), se llamaba Carlos Perry, era peruano, tenía 54 años y fue encontrado por la Policía porque sus piernas sobresalían por una de las alcantarillas encargadas de filtrar el agua de la lluvi a las canalizaciones subterráneas.

Una de las opciones más probables es que el hombre levantara la tapa de registro de la alcantarilla para recuperar las llaves de su coche (que fueron encontradas en el fondo) y cayera de cabeza dándose un golpe mortal. Otras alternativas que se barajan es que sufriera un paro cardíaco o, mucho más improbable, que inhalase gases tóxicos. Lo que resulta evidente, como apunta el titular de la noticia, es que ninguna muerte es absurda… y ésta tampoco lo fue.

Descanse En Paz el fallecido y nuestro más sentido pésame para su familia.

alcantarillas-subterraneas-leganes

Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.