Las alcantarillas llegan a algunas zonas y de otras se las llevan

A continuación resumimos las principales noticias de los últimos días relacionadas con el mantenimiento de las alcantarillas y el saneamiento de aguas residuales, así como con los desatrancos y desatascos de las redes de saneamiento y alcantarillado…

· Una calle de Ciudad Lineal disfrutará, por fin, de alcantarillado: Parece increíble, pero aún hay zonas del centro de Madrid que carecen de sistema de alcantarillado. Es el caso de un solar situado en la calle Cyesa, en el barrio de Ventas de Ciudad Lineal, donde está a punto de construirse, por fin, una moderna urbanización con alcantarillas y red de abastecimiento de agua.

La regeneración de esta zona de Madrid arrancó en 1947, pero no fue hasta 2017 (70 años después) cuando empezó a ver la luz al final del túnel, tras convertirse en uno de los proyectos ganadores en los presupuestos participativos del ayuntamiento de la capital. Tal como explican en esta noticia, el solar era en realidad un gigantesco basurero hasta hace apenas seis años, cuando empezaron a limpiarlo.

La falta de alcantarillado en este punto de Madrid había derivado durante décadas en inundaciones y enormes charcos que tardaban meses en desaparecer. Pero la situación dará un vuelco en apenas nueve meses, que es el tiempo estimado por el consistorio para adecuar la calzada, introducir las alcantarillas, construir aceras con árboles, así como farolas y zonas de aparcamiento. De todo ello se beneficiarán las más de 3.000 familias que habitan en este barrio de la ciudad.

· Roban las tapas de las alcantarillas de la Costa del Sol: Los municipios más adinerados de España tampoco se libran de los problemas relacionados con las redes de alcantarillado. Bien lo saben los vecinos de Marbella, en la Costa del Sol de Málaga, donde en los últimos seis meses se han sustraído más de 200 tapas de las alcantarillas de la ciudad, lo que supone un evidente peligro tanto para los peatones como para los coches.

Tal como explican en esta noticia, sustituir cada imbornal robado tiene un coste de unos 300 euros por cada tapa de registro, lo que quiere decir que reponer las más de 200 rejillas que han sido sustraídas requerirá una inversión superior a los 60.000 euros. Es un coste elevado, entre otras cosas, porque las tapas de las alcantarillas no tienen un tamaño estandarizado y porque el stock existente ya se ha agotado, dado que China ha dejado de fabricarlas.

Lo peor es que Marbella no es un caso aislado, sino que los robos se están extendiendo a toda la Costa del Sol de Andalucía. En Torremolinos, por ejemplo, se ha denunciado la desaparición de cerca de 200 imbornales más y otros municipios como Benalmádena, Fuengirola o Mijas tampoco son ajenos a esta oleada de robos.

Al parecer, las sustracciones se llevan a cabo por operarios que simulan formar parte de las empresas concesionarias de los servicios de alcantarillado y se concentran, sobre todo, en las urbanizaciones y áreas más alejadas de los cascos urbanos, aunque también se han registrado robos en los centros históricos de estas localidades malagueñas. Por ello, las autoridades han solicitado la colaboración ciudadana a través de las redes sociales para poner coto a esta oleada de actos vandálicos.

Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.