Alcantarillas de ricos, de pobres y de caimanes

A continuación resumimos las principales noticias de los últimos días relacionadas con el mantenimiento de las alcantarillas, así como con los atrancos y atascos de las redes de saneamiento de aguas residuales…

· Sacan un caimán de las alcantarillas de Misisipi: Si alguien pensaba que la existencia de caimanes y cocodrilos en las alcantarillas de EEUU era un mito, aquí tiene la prueba de que estaba equivocado. La semana pasada, los vecinos de Pascagoula, una pequeña ciudad del estado de Misisipi, publicaron en las redes sociales numerosas imágenes de un caimán que fue hallado en las alcantarillas de la localidad.

Al parecer, fue una vecina quien se lo encontró cuando se asomó a un desagüe en busca de su gato, que había desaparecido. Convencida de que el caimán se había merendado a su mascota, la señora sacó inmediatamente su teléfono móvil para hacer fotos y vídeos y compartirlas con sus vecinos, quienes inmediatamente acudieron al lugar para contemplar al reptil.

Al final, y no sin esfuerzo, dos fornidos americanos consiguieron sacar a este enorme lagarto de las alcantarillas, tal como se observa en este vídeo, para liberarlo posteriormente en un pantano de la zona de Pascagoula. Según han informado los medios de información locales, el caimán medía unos 7 pies, lo que equivale a algo más de dos metros de longitud.

· En las alcantarillas de los barrios ricos no hay telarañas ni cucarachas: Las alcantarillas de una gran ciudad como Madrid no son tan diferentes de lo que hay encima. De hecho, el alcantarillado del Barrio de Salamanca es mucho más lujoso que el de una zona obrera. Así lo explica en esta entrevista Flako, un famoso ladrón madrileño conocido como el Robin Hood de Vallecas, que ha pasado varios años en la cárcel tras ser acusado de cometer hasta siete atracos a entidades bancarias mediante el famoso método del butrón y haber sido condenado por dos.

Según Flako, en las cloacas de la calle Serrano no hay telarañas o cucarachas, sino que el ambiente es húmedo y huele a lejía. Él lo sabe muy bien, porque conoce las alcantarillas de Madrid como la palma de su mano, ya que desde ellas localizaba las salidas de aguas residuales de los bancos, a los que accedía perforando un agujero en sus sótanos. Estas y otras anécdotas las cuenta en Esa maldita pared, el libro que empezó a escribir cuando aún estaba en prisión y que llega poco después del documental Apuntes para una película de atracos, en el que el director Elías León Simiani describió la historia de este Robin Hood de Vallecas.

· Hartos de vivir como en los años 50, sin alcantarillas: Habitualmente solemos recordaros que hay millones de personas en todo el mundo que aún malviven sin acceso al saneamiento de las aguas residuales. Pero hay algunos lugares de la España más rural y olvidada en los que también se sufre este problema. Es el caso de Mozadiel de Sanchíñigo, un pequeño pueblo de la provincia de Salamanca donde no hay ni alcantarillas ni acometida de agua e incluso la mayoría de las calles carece de pavimentación.

Tal como explican en este artículo, los vecinos de este pueblo están hartos de vivir como en la España de los años 50, sin acceso las necesidades más básicas y sin que ni la Diputación de Salamanca ni el Ayuntamiento de Villamayor (del que dependen) les hagan caso. Tras denunciar su situación en los medios de comunicación, desde el citado ayuntamiento han anunciado que invertirán 75.000 euros en la acometida del agua y el alcantarillado (los primeros 25.000 este mismo año), pero los vecinos de Mozadiel creen que para estas obras se necesitarán, por lo menos, 220.000 euros.

 

· Peligro de caídas por aguas fecales en Jaén: Mantener las redes de saneamiento de aguas residuales y alcantarillado en un deficiente estado de conservación no solo tiene consecuencias desagradables para los ciudadanos, en forma de malos olores, incomodidad o insalubridad. También puede provocar daños físicos a las personas, tal como ha sucedido durante los últimos días en el centro de Jaén.

Y es que en el barrio jienense de San Vicente de Paúl se han producido hasta dos accidentes que han terminado con los huesos de dos vecinos de la ciudad por los suelos (uno iba andando y el otro en moto). El origen de ambas caídas ha sido la congelación de las aguas residuales que desde hace muchos días desbordan el sistema de alcantarillado de este barrio sin que, hasta el momento, nadie se haya puesto manos a la obra para remediarlo.

Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.