Amenazas en forma de atrancos y vertidos

A continuación resumimos las principales noticias de los últimos días relacionadas con el mantenimiento de las tuberías y alcantarillas y el saneamiento de aguas residuales, así como con los atrancos y atascos de las redes de saneamiento y alcantarillado…

· El pánico por las toallitas se extiende hasta O Grove: La acumulación de toallitas húmedas no biodegradables en las redes de saneamiento de aguas residuales sigue provocando estragos en forma de atrancos a lo largo y ancho de la geografía española. Esta vez ha tenido que ser el Ayuntamiento del municipio de O Grove, en Pontevedra (Galicia), el que haga un llamamiento a sus vecinos para que dejen de arrojar estos residuos por el retrete.

Al parecer, durante las últimas tres semanas los operarios responsables del alcantarillado municipal han tenido que levantar los cestos de bombeo en repetidas ocasiones, al encontrarse totalmente taponados por la acumulación de estas toallitas. Estos cestos, que ejercen de filtro en las estaciones de bombeo, habrían colapsado por su acumulación, provocando importantes atascos y atrancos.

A estos problemas vinculados al funcionamiento de los sistemas de saneamiento de aguas residuales habría que añadir los daños medioambientales vinculados a las acumulaciones de toallitas húmedas. Porque estos residuos, que hay que recordar que no son desechables (se disuelven en una pequeña parte, y varios días después de haber sido arrojados al inodoro), dificultan el proceso de gestión del agua. Y eso no sólo implica un importante desembolso económico, sino también la posibilidad de que las aguas residuales terminen en los ríos y mares sin haber sido correctamente depuradas.

· Denuncian vertidos tóxicos en el alcantarillado de Alcorcón: Alcorcón, la localidad del suroeste de Madrid en la que Serbis Pocería nació y ha crecido durante la última década, ha saltado a la actualidad por un posible vertido de aguas tóxicas a su red alcantarillado. Así lo ha denunciado el grupo municipal de Ganar Alcorcón, que sostiene que el Ayuntamiento ha vertido lixiviados tóxicos a las alcantarillas públicas.

La acusación de este grupo político se ha visto acompañada de una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional. Según Ganar Alcorcón, el actual equipo de gobierno local habría incumplido todas las normativas existentes, porque “arrojar agua tóxica al alcantarillado es ilegal y contrario a unos estándares ecológicos básicos”.

Por todo ello, la formación política exige que la Empresa Municipal de la Limpieza (Esmasa) instale protocolos de actuación “acordes a los estándares medioambientales”. El objetivo, añaden, es que “se cumpla la ley” y que los vertidos ilegales en las alcantarillas de Alcorcón terminen cuanto antes.

Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.