Alerta por malos olores, toallitas y residuos

Resumimos las principales noticias publicadas durante los últimos días por los medios de comunicación en el ámbito de las alcantarillas, las cañerías, los atrancos, los atascos y las redes de alcantarillado…

Trucos para evitar malos olores en tu vivienda

Hay ocasiones en las que los gases de las alcantarillas terminan colándose en nuestras viviendas, especialmente si vivimos en las plantas más bajas de los edificios. Este desagradable fenómeno, causante de malos olores, suele producirse por la existencia de filtraciones del metano que circula por las arquetas de los edificios o de los desagües que hay en las calles.

En caso de sufrir este tipo de situaciones, lo primero que tendremos que hacer es asegurarnos de que los sifones y las arquetas de nuestros cuartos de baño están completamente limpios. Al fin y al cabo, la función principal de estos elementos de la red de saneamiento es precisamente la de evitar que los malos olores de las alcantarillas se cuelen en nuestras casas.

Una vez que hayamos comprobado que arquetas y sifones funcionan correctamente, podemos recurrir a distintas soluciones para mantener los gases a raya. La primera es muy sencilla: utilizar los tapones de los desagües. Otra opción es recurrir a unas membranas de plástico que hacen las funciones de un tapón, creando un efecto vacío en duchas y bañeras que impide la salida de los malos olores.

Otra forma sencilla y muy eficaz de evitar la entrada de los gases y por tanto de los olores consiste en humedecer las tuberías de nuestra casa con cierta periodicidad (cada dos o tres días). De este modo, mantendremos los gases alejados de aquellos desagües que no utilizamos frecuentemente y evitaremos que los sifones se sequen y, por tanto, pierdan su eficacia.

Atasco en un centro de salud por guantes y mascarillas


La acumulación de guantes y mascarillas desechables se convirtió en una auténtica amenaza para los sistemas de saneamiento de aguas residuales al inicio de la pandemia, a partir de marzo de 2020. Y aunque la situación ha mejorado mucho desde entonces, de vez en cuando se producen noticias que nos confirman que no debemos bajar la guardia.

En el municipio gallego de Baltar, por ejemplo, el centro de salud terminó el pasado fin de semana anegado de aguas fecales como consecuencia de un atasco en un colector del alcantarillado. En el origen del atranco se encontraban, precisamente, mascarillas, guantes y otros objetos que se habían ido acumulando en las tuberías del ambulatorio porque alguien las arrojó por donde no debía, es decir, por los inodoros.

Nueva campaña contra las toallitas en el alcantarillado

La empresa Aguas de Montilla, responsable de gestionar el saneamiento de aguas residuales de la localidad cordobesa del mismo nombre, acaba de lanzar una campaña de concienciación contra el monstruo de las toallitas. La iniciativa se dirige a todos los vecinos del municipio y muy especialmente a los más jóvenes.

Por esa razón, la compañía ha enviado a los centros educativos y las instalaciones municipales una carta en la que explica el «daño» que producen las toallitas higiénicas en los sistemas de alcantarillado y el medio ambiente. Por eso, piden responsabilidad para la eliminación segura de estos residuos, que jamás deben arrojarse por el WC.

 

*Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.