La complicada relación entre alcantarillas y fiestas populares

Resumimos las principales noticias de los últimos días relacionadas con las redes de saneamiento de aguas residuales y las alcantarillas, así como con los desatrancos y desatascos de las canalizaciones y galerías subterráneas…

· Festejos populares que atascan alcantarillas: En España son numerosos los festejos municipales en los que la gente se lanza algún producto típico de la tierra. Recientemente se ha celebrado en Haro (La Rioja) una famosa fiesta en la que los asistentes se disparan litros de vino. Y también es muy popular la Tomatina de Buñol (Valencia), que tendrá lugar a finales de agosto y donde la gente se arroja tomates.

Hay muchos ejemplos más, como la batalla de harina y verduras de Ibi (Alicante), la fiesta de Jarramplas (Cáceres), en la que los vecinos lanzan cientos de toneladas de nabos a uno de sus vecinos, o los Carnavales de Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Allí, los protagonistas son los caramelos que son utilizados como armas arrojadizas durante las guerras de agrupaciones.

Tras esta famosa fiesta es habitual que la red del alcantarillado municipal termine atascada, a causa de una pegajosa masa formada por los caramelos y sus envoltorios (fabricados con plástico). De hecho, estos residuos también suelen colapsar los filtros de las estaciones depuradoras de aguas residuales, lo que provoca que muchos de estos plásticos sean vertidos al mar sin recibir el correspondiente tratamiento previo.

Para poner freno a esta situación, en la edición de los Carnavales de este año, celebrados en marzo, el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú introdujo unos ecocaramelos que sólo llevaban un envoltorio, en lugar de los dos habituales, que además se había producido a partir de un bioplástico biodegradable. Aunque sólo se lanzaron 25.000 kilos de estos caramelos no contaminantes (sobre un total de 127.000 kilos), es un buen paso para frenar los estragos que estas tradiciones pueden provocar en las alcantarillas y el medio ambiente.

·Alcantarillas convertidas en almacenes de cerveza: Les han pillado durante las celebraciones del Orgullo en Madrid, pero podría haber sido cualquier otro fin de semana. Tanto en las inmediaciones de los estadios de fútbol, como a las puertas de los conciertos, en las fiestas populares o en las calles en las que la gente hace cola antes de entrar a una discoteca: hablamos de los vendedores ambulantes de latas de cerveza.

Sabíamos que siempre van cargados de botes y que nunca se les terminan, pero quedaba la duda de conocer los lugares en los que guardan la mercancía para tenerla siempre a mano. Y la respuesta es asquerosa, porque, según este reportaje de televisión, alcantarillas y contenedores de basura son los improvisados almacenes de quienes venden cerveza en la vía pública.

Más allá de que se trata de un tipo de venta completamente ilegal dirigida por mafias, hay que tener en cuenta que casi todo el mundo consume directamente la cerveza en estas latas. Por tanto, la salud de miles de personas podría estar amenazada como consecuencia de esta práctica tan extendida…

· Armas transformadas en tapas de alcantarilla: Las tapas de las alcantarillas se producen con hierro fundido. Y una parte de este material se obtiene de las miles de armas que la Guardia Civil incauta cada año a grupos criminales, personas que carecen de licencia para utilizarlas o la han perdido o a quienes, teniendo dicha licencia, deciden deshacerse de esas armas.

Hablamos de escopetas, pistolas, navajas, rifles, ballestas, puños americanos, sables, estrellas ninja y otros artilugios ilegales, que cada año son transformados en cenizas. En 2018, la cifra ascendió a 50.000 armas de fuego, de las que 12.500 se requisaron en la Comunidad de Madrid, 12.400 en Andalucía y 11.600 en Cataluña. La cifra en toda España supera los 430.000 objetos desde el año 2013.

Sólo unas pocas armas, las que tienen algún valor artístico o histórico, consiguen salvarse de la quema. Las demás pasan a subasta, siendo destruidas cuando no se encuentra un comprador para ellas. Finalmente, el metal fundido es tratado para utilizarlo en la fabricación de tapas de alcantarilla, pero también de las estructuras de barras que forman el esqueleto de una obra de hormigón armado.

Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.