Serbis Pocería en Órbita Laika: así son las bacterias de las alcantarillas

El programa del 21 de diciembre de 2020 de Órbita Laika, espacio de divulgación científica con un tono ameno y humorístico emitido por La 2 de Televisión Española (RTVE), estuvo dedicado a los seres vivos que habitan bajo tierra, en los más profundo de nuestro mundo. Y entre otros bichos, el programa analizó la forma de vida de las bacterias, para lo que contó con la participación de Serbis Pocería y nuestro director gerente, Pedro Gallego.

En primer lugar, Pedro explicó cómo funcionan los robots con cámaras de televisión incorporadas de Serbis Pocería, que permitieron al programa observar en primera persona el comportamiento de las bacterias. Esta tecnología se utiliza en aquellos lugares a los que ningún profesional puede acceder físicamente y ofrece imágenes muy completas y detalladas de los sistemas de saneamiento de aguas residuales.

Como anécdota, Pedro también explicó que los poceros de Serbis nos hemos encontrado en las alcantarillas prácticamente de todo: desde huesos humanos hasta, más recientemente, una bomba con 200 gramos de pólvora que tuvo que ser explosionada por los artificieros. Lo que nunca hemos visto, a pesar de lo que afirman las leyendas, es ningún cocodrilo habitando en las redes de alcantarillado de las ciudades españolas en las que operamos.

Fue el neerlandés Anton van Leeuwenhoek quien descubrió la existencia de las bacterias cuando investigaba sus propios dientes a través de un microscopio. Las bacterias están en todas partes: en el desagüe del fregadero, en el bebedoro de una mascota o incluso en el material médico de un hospital. Pero es en las alcantarillas donde las bacterias campan a sus anchas, por ser uno de los lugares más sucios que existen.

Unas comunidades llamadas biofilms

Cada segundo, la red de alcantarillado de Madrid transporta 9.100 litros de aguas residuales a través de sus 4,5 millones de metros de longitud. Todas estas canalizaciones son bastante nuevas, pero cuentan con millones de bacterias viviendo en su interior. Estos microorganismos son capaces de formar grandes comunidades que se llaman biofilms y que les permiten protegerse y resistir en ambientes hostiles.

El objetivo del biofilm es que las bacterias puedan convivir y cooperar. Su formación se produce a partir de la llegada de una bacteria a una superficie: se pega allí y empieza a reproducirse y a excretar una sustancia para autoprotegerse. La comunicación en el interior de los biofilms es extraordinariamente compleja. Por eso, entender su funcionamiento es tan complicado como analizar la organización de una gran ciudad como Nueva York.

En el siguiente vídeo puedes ver íntegramente nuestra participación en Órbita Laika:

Si quieres contarnos algo puedes llamarnos al número de teléfono 91 610 62 53 y si te gusta estar informado de las noticias nacionales e internacionales más interesantes de las industrias de la pocería, el alcantarillado y el saneamiento de aguas fecales, visita Serbis.es y síguenos en las redes sociales:

facebook

 

twitter

 

 

linkedin

 

 

 

 

youtube

 

 

 

 

vimeo

 

 

 

 

flickr

 

 

 

 

pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.